Presentación

Organización de voluntariado

La Delegación Católica para Cooperación (DCC) es el servicio de voluntariado internacional de la Iglesia en Francia. Envía voluntarios de solidaridad a misiones de 3 meses a 2 años.

Propone dos tipos de misiones :
− el Voluntariado de Solidaridad Internacional (VSI) de 1 a 2 años, bajo contrato estatal
− el Voluntariado de Misión Solidaria (de 3 a 6 meses).
Los voluntarios intervienen en todas las áreas de desarrollo y en todo tipo de oficios.

La DCC no dirige proyectos por sí misma: responde a las solicitudes de sus aliados del hemisferio Sur que crean proyectos de desarrollo.

Por cada proyecto validado, la DCC organiza la contratación, la formación, y la preparación al envío de los voluntarios. Garantiza el seguimiento durante la misión así como la gestión administrativa y social del voluntariado. A su regreso, la DCC los acompaña en la valorización de su experiencia. Les ayuda a conseguir su reincorporación personal y profesional en Francia.

Servicio de Iglesia para todos

Fundada en 1967, la DCC es la organización de envío de voluntariado de la Conferencia de los Obispos de Francia (CEF). En común acuerdo con ellos, coordina el diálogo con los servicios del Estado para el envío de voluntarios en misión.
Está al servicio de todas las diócesis, congregaciones, movimientos y servicios de la Iglesia : plataforma para el envío de voluntarios, los aconseja y los acompaña durante el traslado de sus voluntarios en misión.

ONG reconocida en pro del desarrollo

La DCC es una asociación de ley 1901, aprobada por el Estado para el envío de voluntarios de solidaridad
internacional y la acogida de voluntarios para servicio cívico. Colabora con el Ministerio encargado de Europa y los Asuntos Exteriores, de la Educación Nacional y de la Educacion Superior.
Es una asociación reconocida de interés público y asociación autorizada de educación popular.

Forma parte de una red de ONG con quienes colabora de manera permanente. Es miembro fundador de la plataforma Francia Voluntarios en cuya gestión participan las autoridades públicas. Es miembro del Comité de enlace de las ONG de voluntariado (CLONG-volontariado) y de Coordinación SUD.

Está avalada por el organismo “Don en confiance“, que garantiza la evaluación y seguimiento regular de sus cuentas, gestión y comportamiento ético.

Presente en 50 países, la DCC acompaña cada año cerca de 500 voluntarios.